Loading... please wait

La creatividad es el acto de concebir algo original o inusual. Gracias a los derechos de propiedad intelectual, esta habilidad humana es el insumo principal de un sector de la economía que, de acuerdo con la UNESCO, genera ingresos anuales de USD 2,250 billones. Además de ser uno de los sectores económicos de mayor crecimiento en el mundo, un estudio por EY muestra que las economías creativas cuentan por alrededor del 2.2% del PIB en América Latina y el Caribe. Para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el ecosistema y el emprendimiento de las industrias creativas son vistos como parte de la solución para la recuperación económica de la región, particularmente, las ofertas innovadoras que surgen de la intersección entre la creatividad y la digitalización. “El futuro es creativo” se titula uno de los puntos en la agenda de la reunión anual del BID que tendrá lugar esta semana. Bajo esta coyuntura, vale la pena preguntarse: ¿Estamos aprovechando todo el potencial de las economías creativas para propiciar crecimiento económico en la región y generar impacto social ? Abordar esta reflexión requiere de la perspectiva de diferentes actores, por esta razón, en los últimos años Concordia se ha tomado la tarea de reunirlos para dialogar y promover alianzas. 

Creatividad: El vehículo a la innovación 

La economía creativa cubre actividades económicas basadas en el conocimiento, tales como la investigación y el desarrollo (I&D), la cual es esencial para la innovación y la toma de decisiones. En una economía  cada vez más digital, las plataformas están siendo un medio para el desarrollo y la expansión de las industrias creativas. Este es el caso de Salesforce, una empresa que se especializa en software de gestión de relaciones con los clientes o CRM (por sus siglas en inglés) y ahora está explorando formas de abordar problemas globales, como la deforestación. En la Cumbre Concordia Américas 2020, el Director de Asuntos Gubernamentales para América Latina de Salesforce*, Alejandro Anderlic, habló sobre el proyecto piloto que Salesforce está llevando a cabo junto con el BID para vincular la nube de la empresa con datos de geolocalización que lleven a identificar las áreas más deforestadas de la Amazonía. La creatividad no solo es fundamental para la creación del proyecto, sino también para su implementación: ¿Cómo nos aseguramos de que los gobiernos de los países amazónicos eventualmente aprovechen esta solución digital para tomar decisiones más rápidas e inteligentes? ¿Cómo podemos coordinar a los jefes de estado, organizaciones ambientales y patrocinadores para unir esfuerzos en torno a la plataforma? El éxito de una innovación como esta conduciría tanto a reducir costos como a eliminar varios obstáculos logísticos que surgen a la hora de abordar un problema de tan gran escala como la deforestación. Más aún, podría encauzar la recuperación económica hacia la sostenibilidad. Dado que la transición hacia prácticas más sostenibles en el Amazonas no es un proceso de corto plazo, el uso de la plataforma brinda una oportunidad para tomar decisiones que mitiguen mientras tanto  el impacto de actividades económicas, como la agricultura y la ganadería, en las que los países sudamericanos aún dependen. 

Otro ejemplo de emprendimiento creativo para impulsar el crecimiento económico sostenible en la región es Pachama, una empresa de tecnología fundada por dos argentinos y nombrada en honor a Pachamama, la diosa Madre Tierra de los pueblos indígenas de América del Sur. Pachama está aprovechando los datos, la inteligencia artificial y la automatización para proteger los ecosistemas, restaurar los bosques y mejorar el mercado de carbono. Con un enfoque innovador, esta propuesta elimina las preocupaciones de rendición de cuentas, precisión y transparencia que enfrentan las empresas que desean invertir en la restauración forestal. Gracias a esto, Pachama no solo tiene clientes como Microsoft y Shopify, sino que también fue seleccionada recientemente como aliado estratégico por Mercado Libre, la fintech y plataforma de comercio electrónico más grande de América Latina, para desarrollar proyectos de restauración de ecosistemas en Brasil. El crecimiento acelerado de la empresa representa un enorme potencial para la creación de empleo en América Latina y el Caribe. La plataforma ayuda a abrir el mercado para vender créditos de carbono a pequeños propietarios que no pueden sostener costosos programas de monitoreo. El caso Pachama saca a luz diferentes reflexiones en cuanto a las políticas públicas y el entorno económico: En una región con amplias brechas de conectividad y alfabetización digital, ¿qué medidas se deben tomar para mejorar la inclusión y, en consecuencia, aumentar el número de personas que se benefician de la innovación digital? Más allá de eso, ¿estamos capacitando a la fuerza laboral con las habilidades digitales que América Latina y el Caribe está demandando? ¿Qué incentivos hay para que otras empresas creativas generen, al igual que Pachama, externalidades positivas?

La intersección entre creatividad, investigación, innovación, y tecnología puede conducir no solo a la creación de empresas como Salesforce y Pachama, sino también a la transformación de industrias poco probables, como la del tabaco. En la Cumbre Concordia Américas 2020, Lucie Claire Vincent, Presidente Philip Morris International (PMI) para el Cluster Andino, explicó que la empresa ha invertido más de USD 7.2 billones para cumplir con su misión de crear un futuro libre de humo. La compañía ha creado IQOS, un dispositivo electrónico respaldado por evidencia científica como una mejor alternativa a los cigarrillos, pues, calienta el tabaco en lugar de quemarlo. Recientemente, la FDA autorizó la comercialización de IQOS como un producto de tabaco de riesgo modificado (MRTP). Este caso nos invita a considerar más a fondo los vínculos entre las economías creativas, las innovaciones de mercado, y las regulaciones de política, para la generación de impacto social positivo y el avance hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Por ejemplo, teniendo en cuenta la nueva evidencia, ¿cómo se puede mejorar la regulación de una industria creativa como la publicidad para continuar disuadiendo a las personas de comenzar a fumar mientras se dan a conocer alternativas menos dañinas a los cigarrillos a los fumadores que, de otra manera, seguirían fumando? Además, ¿cómo puede el entorno regulatorio impulsar a los consumidores a cambiar a alternativas libres de humo? Finalmente, para analizar los patrones de uso del IQOS en el mediano/largo plazo en América Latina y el Caribe, ¿cómo se puede coordinar una asociación intersectorial para garantizar los recursos financieros, técnicos y humanos necesarios para realizar un estudio longitudinal que examine los resultados agregados sobre la salud pública? Definitivamente, la I&D proveniente de la industria es esencial para tomar decisiones efectivas que conduzcan a un mejor futuro.

A partir de lo anterior, es evidente que la tecnología y la innovación pueden resolver problemas globales de gran escala y transformar industrias poco probables. Además, en la Cumbre Concordia Américas 2020 se discutió cómo una industria creativa, como el software, puede afectar la vida diaria de las personas. En el evento, el Director de Operaciones de Rubicon**, Renaud de Viel Castel, presentó la ambiciosa misión de la empresa de acabar con los residuos a través de una plataforma que conecta a los clientes (quienes generan residuos, incluyendo comercios, municipios, y residencias) con los transportistas (quienes recogen residuos). Al igual que en el caso de Pachama, los datos juegan un papel fundamental para brindar visibilidad y transparencia. Como explicó de Viel Castel, con la plataforma es posible identificar el color de los contenedores de basura fuera de los hogares y mapear los barrios según sus patrones de reciclaje. La aplicación ya está cambiando la forma en que los ciudadanos en los Estados Unidos se relacionan con los desechos que generan día a día, y está brindando a los hacedores de política pública nuevos datos valiosos. En el contexto de la recuperación económica en América Latina y el Caribe, la implementación de este tipo de solución puede impulsar el comercio y, a la vez, contribuir a la sostenibilidad ambiental. Debido a los bajos costos marginales, la versatilidad, la replicabilidad y la escalabilidad, los países de la región deben priorizar las economías creativas digitales en su estrategia de desarrollo sostenible. Del caso de innovación expuesto, las preguntas son las siguientes: ¿Estamos incentivando constantemente el ejercicio de pensar en nuevas formas de abordar viejos problemas? ¿Cómo podemos hacerlo? ¿Cómo estamos construyendo ciudades más inteligentes?

En noviembre, las Naciones Unidas declararon el 2021 como el “Año Internacional de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible”. La pandemia nos está haciendo experimentar una transformación digital acelerada, nos está mostrando el potencial de la industria creativa para la recuperación económica, y está acentuando la importancia de los datos y el conocimiento científico para tomar decisiones de política pública. Hay una ventana de oportunidad que debe ser aprovechada para evaluar si la regulación vigente le sigue el paso a la innovación o si, por el contrario, está generando estancamiento. La reunión anual del BID que tendrá lugar esta semana sirve como un escenario pivotal para abordar algunas de las preguntas identificadas previamente. Es crucial llegar a entender mejor la relación entre las economías creativas ( y todo su potencial), los actores de la industria (y su visión), y la política pública (y toda su escalabilidad) para alcanzar satisfactoriamente los ODS. El momento para propiciar el diálogo entre las compañías, la academia, los gobiernos, y las ONGs para formular políticas basadas en evidencia que promuevan el crecimiento económico y la resolución de problemas sociales a través de actividades creativas e innovación, es ahora. La misión de concordia es más relevante que nunca porque, si bien el futuro es creativo, el presente debe encauzarlo hacia la sostenibilidad. 

* Salesforce y Philip Morris International (PMI) son Miembros Patronos Globales de Concordia. ** Rubicon fue patrocinador de la Cumbre Concordia Américas 2020.